Spider-Man: Homecoming, ¿de verdad merece la pena?

Publicidad

Un nuevo reinicio para la franquicia Spider-Man es lo que nos presenta Spider-Man: Homecoming, pero esta vez se ha apostado por introducir a nuestro arácnido amigo dentro del universo cinematográfico de Marvel. Todo esto ha sido posible gracias a que Sony ha cedido parte de sus derechos sobre la franquicia, por lo que se ha conseguido introducir un Peter Parker que todavía se encuentra en secundaria y está empezando a acostumbrarse a sus nuevos poderes mientras se hace un sitio entre otros grandes héroes como son los mismísimos Vengadores.

El inicio de la película será un regalo para todos los fans del cómic “The Amazing Spider-Man”, de Stan Lee y Steve Dikto, ya que se muestra la esencia adolescente creada en el cómic y llevada a la gran pantalla con gran acierto tanto por su director Jon Watts como por la interpretación de Tom Holland. La historia nos situará después de los acontecimientos de Capitán América: Civil War, donde Tony Stark regresa con el joven Peter de su enfrentamiento contra el capitán en el Aeropuerto y lo devuelve a su vida en Queens, Nueva York.

Tony anima a Peter a ser el héroe y vecino Spider-Man, por lo que así es como cruzarán sus caminos Adrian Toomes (interpretado por Michael Keaton), que será el Buitre. Adrian es el dueño de una empresa de construcción que fue contratada para reconstruir la ciudad de Nueva York tras el ataque de los Chitauri, pero tras invertir gran cantidad de dinero para este gigantesco proyecto, industrias Stark y el DOCD deciden arrebatarle el plan de reconstrucción. Con la frustración de tener que mantener su empresa y empleados a flote, traman un plan para utilizar la tecnología alienígena para fabricar toda clase de armas y herramientas que les permitirán seguir a flote.

Gracias a esta premisa podremos ver a un Spider-Man totalmente distinto a los que hemos visto anteriormente, de la misma forma que se han potenciado otros aspectos como es el círculo íntimo de Peter Parker. Seguiremos teniendo algunos estándares que se mantendrán, como el abusón Flash, aunque en este caso será un niño rico algo odioso. También podremos ver a la tía May pese a dejar de ser una ancianita tierna y adorable para ser una sexy cuarentañera.

Descubriremos aspectos como los amores de instituto o la relación de amistad de Peter Parker con Ned, su mejor amigo y confidente. Esta amistad va mucho más allá del típico amigo, ya que Ned es un fan acérrimo de la tecnología y de los superhéroes, por lo que las bromas y momentos cómicos están más que asegurados.

Por otra parte las apariciones de Tony Stark y el universo Marvel estarán muy presentes en toda la trama, sin duda esto es así con el objetivo de integrar a Spider-Man dentro del universo Marvel y que aparezca en muchas otras películas, ya sea en solitario o como compañero de algún otro superhéroe. Si eres fan de los cómics no puedes perderte esta nueva entrega y, si te gustaron las anteriores entregas, este nuevo Spider-Man no te decepcionará en absoluto.

28

No hay comentarios

Escribe un comentario