La típica fiebre del fitness y su corta duración

Publicidad

Hay una época al año en que queremos estar fit, normalmente es cada vez que empezamos el año pero casi siempre no lo cumplimos, algo así como «el lunes empiezo la dieta», se te olvida y como lo recuerdas el miércoles de la semana siguiente vuelves a decir lo mismo; este proceso se repite hasta que se te olvida por completo. Si tienes la iniciativa y las ganas lograrás empezar la dieta con el ejercicio, en mi caso cada vez que alguien me lo dice siempre pienso «¿cuánto durará?» son muy pocas personas la que se preocupan por estar saludables, según lo que he visto y mi experiencia (sí, a mi también me da fiebre de fitness) el proceso es más o menos así:

Después de una ardua lucha contigo mismo te propones comer saludable y hacer por lo menos 20 minutos de ejercicio (que supuestamente irás aumentando) ya sea caminando, trotando, corriendo, nadando o utilizando una máquina como la bicicleta estática.

El primer día todo va bien, ya tenías más o menos planeado lo que ibas a comer según lo que leíste en internet (donde mucha gente se equivoca y casi siempre eligen una dieta de las que sufrirán el efecto de rebote) o lo que te recomendó tu nutricionista y empiezas a tomar agua como si tu cuerpo necesitara una piscina, no importas si tienes o no sed, solo leíste que debes tomarte 7273 litros y eso haces. Este plan se cumple perfectamente porque estás motivado, hasta el viernes, sábado o domingo donde una salida pueda arruinarte las cosas, todo depende la persona y de sus ganas de querer estar en forma y saludable, si cae en la tentación de comer algo que pueda afectar su plan simplemente dirá «Una vez no hace daño, eso lo pierdo con el ejercicio del lunes», esto realmente si afecta porque poco a poco ese «Una vez no hace daño» se aplicará seguidamente, a la final, según tu estás haciendo ejercicio y es suficiente.

La segunda y tercera semana también dependerá del tipo de persona, si estás motivado lograrás superarla o con algunas bajas, si no aguantas te olvidarás de tu salud y simplemente perdiste el tiempo.

El primer mes, aquí es donde la mayoría abandona «la lucha» y le digo así porque es como si se torturaran. Si no eres parte de ese grupo y no la has abandonado ¡felicidades! perteneces a ese 15% de personas que se preocupa por sí mismo y logra lo que se propone (por ahora), aunque la mayoría de los que pasan el primer mes están decididos y saben lo que quieren.

Lamentablemente para las personas que no resisten, esto lo pueden repetir hasta tres o cuatro veces al año y sólo pierden su tiempo.

Comer saludable y hacer ejercicio no es muy difícil, puedes ir lento pero seguro, quitándote las cosas que te hacen daño poco a poco, tomando agua cuando tienes sed y recuerda que es más importante comer saludable que el propio ejercicio.

Para hacer ejercicio es igual que la dieta, debes proponértelo y encontrar un espacio disponible en tu horario. Para facilitar las cosas responderé a las excusas que generalmente dice la gente:

No tengo tiempo de hacer ejercicio.
Siempre se puede encontrar un espacio, si tu día está completamente ocupado puedes hacerlo en la mañana ¡levántate más temprano!

Me aburro de comer lo mismo.
Utiliza el internet, para eso lo tienes. Puedes encontrar miles de platos saludables que se adapten a tu plan alimenticio diario.

No puedo ir al gimnasio o pagarlo.
¡Entrena en tu casa! No todo son pesas, antes no existían y nos las ingeniábamos para estar en forma.

Me gusta como estoy (gordo).
A nadie le gusta estar gordo, es excelente que te aceptes como eres, pero no te mientas.

¿Qué ejercicios puedo hacer? ¡no sé nada!
Libros, revistas, youtube e internet te ayudarán en tu búsqueda. Lee, infórmate, aprende; si tienes el suficiente interés lo harás. No te dejes guiar por cualquier plan que encuentres, practica contigo mismo al principio y encuentra lo que mejor se adapte.

Si quieres estar en forma y saludable, ¡adelante! visualízalo y trázate la meta porque podrás lograrlo, no le hagas caso a los demás y no le hagas caso a este artículo (excepto las respuestas a las excusas y consejos), no me demuestres a mí ni a nadie que puedes hacerlo, ¡demuéstratelo a ti mismo!

67

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.